Los mejores itinerarios por Europa
info@itinerarioweb.com
qué visitar en praga Old Square

¿Qué Visitar en Praga?

¿Qué Visitar en Praga?

Nuestro colaborador viajero, Marc, ha estado en Praga hace muy poquito, a continuación nos cuenta qué sitios visitó en Praga. 

Estas vacaciones de Pascua han sido distintas. Visitar Praga ha sido toda una experiencia. Siguiendo los consejos de itinerarioweb.com, al llegar al aeropuerto de Ruzyne cogimos el bus 119, transbordo rápido en el metro y en media hora nos plantamos en el hotel Hilton Old Town. Todo por 28 coronas checas, es decir, poco más de 1€! La ubicación céntrica del hotel nos permitió visitar a pie prácticamente la totalidad de las atracciones de Praga. A tiro de piedra teníamos la Torre de la Pólvora, de color negro pero espectacular. Se puede subir por un precio muy económico. Justo al lado está la Casa Municipal, de arquitectura art noveau, que es auditorio, restaurante y cafetería a la vez. De hecho, el primer desayuno de Praga lo hicimos en su cafetería, rodeados de glamour e historia. Los precios eran de lugar turístico, pero valió la pena. Aquí podéis ver una selección de hoteles para alojarse en Praga

Antes de irnos a descansar, no pudimos resistir la tentación de visitar la Plaza Vieja de la capital checa. Es un auténtico bullicio a todas horas y ahora en Semana Santa hay muchas paradas donde venden souvenirs y sobretodo manjares como el típico jamón de Praga o los deliciosos pasteles trdelnik. Escogimos segunda opción, muy recomendable! Desde el centro de la plaza parece que estés en un cuento de hadas con la Catedral de Tyn a la izquierda y la torre del Ayuntamiento Viejo a la derecha. ¿Qué hace tanta gente delante de su torre? Respuesta: observar el reloj astronómico, único en el mundo. En la web de itinerarioweb.com nos explicaron su leyenda: Jan Hanus, el maestro relojero que lo creó y que tiene una estatua en la misma Plaza Vieja, lo presentó en sociedad allí por el s. XV delante de una multitud. Praga tendría una obra única en el mundo. Pero tiempo después, alguien del ayuntamiento vio a Hanus trabajando en otro reloj, la gente decía que era una obra todavía mejor y para una ciudad extranjera… una noche, mientras el maestro trabajaba en su nuevo reloj, dos individuos le quemaron los ojos. De esta forma, Praga tendría una obra única en el mundo.

qué visitar en praga Old Square

Eran cerca de las 20h, la última hora de la noche en el que el reloj se pone en marcha. Pudimos ver como salían los apóstoles, los personajes de la muerte, etc. Todo un espectáculo antes de subir a lo alto de la torre y ver fotos de postal, especialmente la de la Catedral de Tyn y la del castillo de Praga, más allá del río Moldava.

que visitar en praga U FleckuTerminamos la noche en otra de las grandes atracciones de la ciudad, el bar U Flecku. Se trata de la primera cervecería de Praga (se inauguró en 1499!). Mesas largas de madera, buen ambiente, música de acordeón en directo y antes de sentarnos y despojarnos de los abrigos ya teníamos la primera jarra de cerveza negra encima de la mesa, una pivo fabricada por ellos mismos y que no se comercializa fuera de las cuatro paredes del bar. Luego vino el goulash, también muy típico. Ahora sí, de vuelta al hotel, a pie pasando por la ribera del Moldava, cruzando la plaza y sus bonitas calles que la rodean.

El segundo día empezó con el desayuno en la Casa Municipal. Desde allí, dirección al Karluv Most o Puente de Carlos, uno de los más famosos del mundo. Empieza con una torre espectacular y tiene una treintena de estatuas a ambos lados de este puente peatonal. En el tramo final, antes de entrar al barrio de Mala Strana hay varios artistas y artesanos, además de la segunda torre del puente, a la cual subimos y disfrutamos de las bonitas vistas del castillo, cada vez más cerca, y del puente por el que acabamos de pasar. A pocos metros y después de pasar por la calle Luzeckho, la más estrecha del mundo y regulada por semáforos, entramos al Museo Kafka. Es uno de los personajes más importantes de la ciudad de Praga y su historia es realmente curiosa. La entrada no es cara, pero la información es en checo, alemán o inglés. Fuera del recinto nos sacamos algunas fotos con las curiosas estatuas de Cerny.

Hora de comer y la guía nos indica que el Pub John Lennon no está lejos. Hacia allí que vamos previo paso por la John Lennon’s Wall, un mural dedicado a él y a la paz mundial en general. Dentro del bar parece un auténtico museo de los Beatles y además el retrete es una cabina telefónica. Por la tarde tocaba ir a la Opera. Por unos 20€ pudimos comprar las entradas de un espectáculo al que nunca antes habíamos asistido. La obra era La Traviatta y el auditorio estaba lleno hasta la bandera.

estátua John Lennon en praga

El domingo nos levantamos, desayuno completo en la cafetería Archa y dirección al barrio de Josefov, el barrio judío de Praga. Esta zona quedó destrozada durante la ocupación nazi y muchos praguenses de este barrio acabaron en el campo de refugiados de Terezny, en las afueras de la ciudad. Toda esta historia se refleja en las sinagogas. Nosotros visitamos la Sinagoga Española, la Vieja-Nueva y la de Hasek, antes de entrar al Cementerio. Con el mismo ticket se puede acceder a todos estos lugares de culto siendo el cementerio el más espectacular ya que las tumbas se encuentran prácticamente unas sobre las otras. Durante el pequeño tour sabíamos que más de 100.000 cuerpos estaban enterrados debajo nuestros pies y en una de sus salas hay escritos todos sus nombres en las paredes. Una visita imprescindible, pero hay que recordar que los sábados permanece cerrado.

qué visitar en praga Jewish Cemetery

Justo enfrente del cementerio hay el bar Kafka Snob. Después de conocer su historia no encontramos mejor sitio en el que tomar algo antes de subir al Castillo. Cruzamos otra vez los 500m del Puente de Carlos y en la Plaza Malonstranske, después de degustar otro trdelnik, cogimos el tranvía 22 hacia arriba del Castillo. Una vez allí hay varias atracciones a visitar, muy bonitas todas ellas como la Catedral de San Vito y la pequeña Calle del Oro, con sus casas de colores. Las vistas desde las terrazas también nos dieron varias panorámicas para nuestro álbum. La vuelta al centro la hicimos por la calle Nerudova, una de las más bonitas de la ciudad y donde aprovechamos para comprar algún souvenir.

La última cena en Praga la hicimos en la calle Skorempka, en el impronunciable restaurante U Tri Zlatych donde comimos muy bien y a un excelente precio. La sopa de goulash (que la sirven dentro de un pan) estaba deliciosa.

El último día también lo aprovechamos al 100%. Visita a la zona de Vacklav, muy comercial y cosmopolita, donde vimos una escultura gigante de un caballo al revés en el Pasaje Luzern. Era otra escultura de Cerny, que por lo que comprobamos, debe ser un tío curioso… después de visitar fugazmente la plaza para despedirnos, nos dimos un último capricho: el spa beer. Nos metieron en una tina enorme, llena de agua caliente con extractos de cerveza y barra libre de Budweiser en los surtidores. Al finalizar te dejan descansar media hora en un lecho de paja. No es barato pero fue un puntazo antes de finalizar nuestra experiencia en Praga.

¿Qué Visitar en Praga? Hoteles en el centro de Praga

Praga en Imágenes 

Marc Fíguls
Acerca del autor
Me llamo Marc Fíguls y soy Ingeniero de Caminos. Una de mis pasiones siempre ha sido viajar y desde hace un tiempo colaboro con itinerarioWeb, dónde puedo aportar todas mis experiencias. Compartir es vivir.

Deja una respuesta

*